Después del verano piel y pelo, al taller

El dolce far niente del verano lleva implícito un peaje que nuestro look debe pagar en forma de piel seca, cabello estropeado, piernas hinchadas y algún kilo de más. Por suerte, hay antídotos efectivos para paliar estos souvenirs estéticos de las vacaciones y emprender la “operación retorno” en perfectas condiciones.

Nadie lo duda: el bronceado resulta muy favorecedor y la mayoría nos vemos más atractivos, delgados y
jóvenes cuando lucimos “piel morena”. Pero basta acercarse un poco más al espejo para ver que no es “guapura” todo lo que reluce: manchas, arrugas más marcadas y sequedad, entre otros, constituyen la “cara B” del look bronce a la que hay que poner remedio cuanto antes. Tal y como explica la doctora Natalia Ribé, especialista en Medicina Cosmética y Envejecimiento y directora Médica del Institut Dra. Natalia Ribé, de Barcelona, “Tras el periodo vacacional y después de la sobreexposición al sol, nuestra piel no luce luminosa e hidratada como desearíamos y, en muchos casos, se muestra envejecida, agrietada, con menor turgencia y con manchas. Por eso, resulta imprescindible renovarla no solo para mejorar su aspecto sino también para prepararla frente a los meses del frío”.

Después del verano piel y pelo, al taller

Después del verano piel y pelo, al taller

 

Y no hay que esperar a septiembre para activar este plan renove, sino que se debe poner en marcha todos los días, a la vuelta de la playa o piscina. Empezando siempre con una limpieza profunda en el rostro y el
cabello y una ducha refrescante y vivificante (si es con agua fría, mejor que mejor). De esta forma, se prepara a la piel y al cabello para los tratamientos post sol, imprescindibles en este momento.

Redacción :

La doctora Natalia Ribé es especialista en Medicina Cosmética y Envejecimiento y
directora Médica del Institut Dra. Natalia Ribé, de Barcelona.
Más articulos de salud en nuestra revista mensual haz click en el siguiente Revistas Farmacia Sancho Panza